Brasil: Un escándalo de corrupción empaña la jura de Bolsonaro

El mandatario y su esposa quedaron envueltos en una trama de aparente lavado de dinero 

BRASILIA.- A cinco días de la asunción del nuevo gobierno, un escándalo de proporciones sacude al presidente electo, el ultraderechista Jair Bolsonaro, en Brasil. Hace menos de un mes, se conoció que el chofer de Flávio Bolsonaro, senador electo e hijo del presidente, depositó fuertes sumas de dinero en una cuenta de la esposa de Bolsonaro, que ganó las elecciones bajo la promesa de poner fin a la extendida corrupción política en el país.

El mandatario fue congresista durante casi 30 años pero basó su campaña en una imagen de outsider de los partidos tradicionales. Asumirá la presidencia el 1 de enero con un programa incierto, del que apenas se conoce su tendencia neoliberal, pero con otras promesas clave: profundizar la mano dura con los delincuentes y narcotraficantes y perseguir la corrupción política.

Sin embargo, el escándalo desatado con el ex chofer de su hijo e íntimo amigo del propio Bolsonaro, el militar Fabricio Queiroz, ya empaña su Gobierno. El caso surgió cuando el Consejo de Control de Actividades Financieras identificó 1.200.000 de reales (305.033 dólares) que pasaron por la cuenta bancaria de Queiroz entre 2016 y 2017, pese a ser chofer durante años. Pero el escándalo surgió cuando se conoció que Queiroz depositó varios miles de dólares en una cuenta de la esposa del presidente, Michelle Bolsonaro. El propio mandatario salió a dar una endeble respuesta: dijo que los pagos eran en devolución de un préstamo personal que le dio a Queiroz, quien para colmo faltó a dos citas con la fiscalía para explicar el origen del dinero.

El miércoles, Queiroz apareció en una entrevista televisiva en la cadena SBT, afín a Bolsonaro, que complicó más el asunto ya que sólo pudo decir que “soy un hombre de negocios, hago dinero”. “Quiero pedir disculpas a la familia Bolsonaro, a Michelle, por haber expuesto su nombre, ella no hizo nada errado por los cheques, que son míos”, aseveró el ex policía, pero no pudo explicar el origen de su abultada cuenta bancaria, teniendo en cuenta que cobraba un salario menor a los 3.000 dólares. “Desde que este caso salió a la luz, ha habido un espectáculo de evasiones y explicaciones no convincentes por parte de los Bolsonaro”, consideró ayer el diario Folha de S.Paulo, el periódico más grande de Brasil, al comentar la entrevista.

Ocurre que el caso reveló una trama de negocios oscuros que no deja de ampliarse, ya que se conocieron otros casos de ex policías que depositaron dinero en la cuenta de Michelle. El diputado Rogerio Correia, del PT, asegura que Queiroz estaría vinculado a las “milicias” paramilitares de Rio de Janeiro y habría lavado dinero de sobornos de empresas del transporte destinados al clan Bolsonaro. Todo indica que el escándalo continuará.

Netanyahu confirmó su asistencia 
TEL AVIV.- El premier israelí Benjamin Netanyahu estará presente en la asunción presidencial de Jair Bolsonaro, el próximo martes en Brasilia. Así lo confirmó ayer el embajador de Israel en Brasil, Yossu Shelley, quien ratificó que el primer ministro compartirá hoy un almuerzo en Rio de Janeiro con Bolsonaro. El líder israelí se reunirá, además, con el futuro ministro de Defensa, Fernando Azevedo e Silva, y el próximo canciller, Ernesto Fraga Araújo.

El objetivo de Israel es “montar una agenda completa” entre ambos países, que aspiran a construir una relación estratégica. “Con el nuevo gobierno Bolsonaro y su declaración sobre la amistad, surge una nueva época en las relaciones entre los dos países”, declaró Shelley al diario O Globo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *