El mundo se divide ante el golpe de Estado en Venezuela

El apoyo a Maduro de Rusia y China enfrenta el desconocimiento de EE.UU. y la OEA

 La autoproclamación del diputado opositor Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela dividió al mundo entero: la inmediata oleada de reconocimientos liderada por Estados Unidos y sus países afines de la región, se equilibró ayer con respaldos clave que recibió el presidente Nicolás Maduro de Rusia y China, mientras que la Unión Europea evitó definirse por cualquiera de las partes.

Tanto Rusia como China salieron a advertir a Estados Unidos que se opondrán a una virtual “intervención militar” para instalar a Guaidó en el Ejecutivo venezolano: Moscú incluso definió a Maduro como un “socio estratégico”, poniéndose al frente del bloque de países que sostienen al líder bolivariano (además de China, Turquía, Bolivia, Nicaragua, México, Cuba e Irán).

“Hacemos un llamado a los políticos venezolanos sensatos que se encuentran en la oposición (…) a que no se conviertan en peones de una partida de ajedrez ajena”, aseveró la cancillería rusa, que denunció la “usurpación del poder” realizada por Guadió y advirtió a Washington que “una injerencia extranjera destructora (…) es inaceptable: es una vía directa hacia la anarquía y el baño de sangre”. 

“Hermano Maduro, mantén la cabeza alta, Turquía está a tu lado”, le siguió el presidente turco Recep Tayyip Erdogan, mientras que China rechazó la injerencia norteamericana en los asuntos internos de Venezuela y apoyó “los esfuerzos del Gobierno de Maduro para mantener su soberanía, independencia y estabilidad”.

“Responsabilizamos a Estados Unidos de promover un golpe de Estado y enfrentamiento fratricida entre venezolanos. En democracia, los pueblos libres eligen a sus presidentes, no el imperio. América Latina es zona de paz y defenderá su soberanía ante el golpismo imperialista”, aseveró a su vez el boliviano Evo Morales, que sentenció: “Nunca más vamos a ser patio trasero de Estados Unidos”. México y Uruguay, a su vez, divulgaron una nota conjunta en la que pidieron a “las partes involucradas (…) reducir las tensiones y evitar una escalada de violencia”, y llamaron a “un nuevo proceso de negociación incluyente y creíble, con pleno respeto al Estado de derecho y los derechos humanos”.

Con el propio Guaidó refugiado en un lugar desconocido (Guaidó…), el Gobierno retomó el control de las calles venezolanas, aunque con un saldo trágico: si bien todavía no hay datos certeros, el Observatorio Venezolano de la Conflictividad Social elevó el número de muertos en las protestas a 26, mientras se habla de más de 200 detenidos.

Las Fuerzas Armadas se mantienen alineadas 

El presidente Nicolás Maduro le asestó un duro golpe a las esperanzas del autoproclamado mandatario interino Juan Guaidó al conseguir sostener el respaldo de las Fuerzas Armadas y la Corte Suprema de Justicia.

“Alerto al pueblo de Venezuela que se está llevando a cabo un golpe de Estado (…) contra el presidente Nicolás Maduro, presidente legítimo” del país, informó el ministro de Defensa, el general Vladimir Padrino, flanqueado por toda la cúpula militar, en una conferencia donde señaló a “sectores de ultraderecha” auspiciados por “agentes imperiales” como los responsables del golpe parlamentario.

Minutos antes, ocho generales que comandan las regiones estratégicas del país habían ratificado su “lealtad y subordinación absoluta” a Maduro, al calificarse como “leales siempre, traidores nunca”. En una sesión especial, el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) también ratificó su respaldo a Maduro luego de ordenar a la Fiscalía investigar penalmente a los miembros del Parlamento que impulsaron a Guaidó. 

Europa insiste con el llamado a “elecciones libres”

La Unión Europea (UE) evitó reconocer al líder opositor Juan Guaidó como “presidente interino” de Venezuela, al hacer un “llamamiento masivo a la democracia” y reclamar “elecciones libres” en el país centroamericano.

La posición fue ratificada ayer por el jefe de Gobierno español, el socialista Pedro Sánchez, quien se comunicó telefónicamente con Guaidó luego de entrevistarse en Davos con sus pares de Colombia, Iván Duque, Ecuador, Lenín Moreno, y Costa Rica, Carlos Alvarado, quienes le reclamaron su reconocimiento para el diputado opositor.

Sin embargo, Sánchez le transmitió a Guaidó que “las elecciones libres son la salida idónea y natural” para Venezuela, sin reconocer su designación. También la ONU se manifestó por esta vía al abogar por un diálogo “inclusivo y creíble” que evite un “una escalada que nos llevaría a un tipo de conflicto que podría ser un desastre”.

Estados Unidos redobla la presión contra Maduro

La administración del presidente Donald Trump siguió operando ayer a favor de la instalación de Juan Guadió en el Ejecutivo venezolano: por un lado, impulsó una reunión extraordinaria de la Organización de Estados Americanos (OEA) para brindarle el “pleno respaldo” del organismo al autoproclamado presidente interino, pero además solicitó una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU para tratar la situación.

El secretario de Estado, Mike Pompeo, anunció además que “Estados Unidos está listo para brindar más de 20 millones de dólares en asistencia humanitaria al pueblo de Venezuela”. Washington también anunció que mantendrá a sus diplomáticos en el país caribeño, al rechazar la expulsión dictada por el presidente Nicolás Maduro y desconocer su legitimidad. “El régimen del antiguo presidente Maduro es ilegítimo, todas sus declaraciones son ilegítimas”, anunció Pompeo.

Guaidó agradeció el respaldo externo y lamentó las muertes

El autoproclamado “presidente encargado” de Venezuela Juan Guaidó salió a agradecer ayer el respaldo recibido de parte de diversos países desde un lugar secreto. Si bien en un primero momento se difundió que Guaidó se encontraba refugiado en la embajada de Colombia para evitar su encarcelamiento por parte del Gobierno, fuentes cercanas salieron a aclarar luego que solo sus más íntimos allegados conocen su paradero, situación que se mantendrá hasta que se calme la tensión política.

Lo cierto es que vía Twitter el líder opositor salió agradecer “el reconocimiento a la voluntad del pueblo venezolano”, según escribió. En una serie de tuits, Guaidó incluso no descartó que Maduro “pueda ser beneficiado con una amnistía”, y se refirió a las muertes registradas en los disturbios: “No tengo palabras para expresar el dolor que siento al seguir enterándome que venezolanos han sido asesinados durante las protestas”, expresó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.