Las nuevas decisiones se tomarán el próximo 30 de abril, analizando los indicadores epidemiológicos de coronavirus.

uego del 30 de abril, cuando finalice el DNU nacional, Córdoba analizará qué medidas tomar en la provincia. Los mandatarios deberán decidir si se mantienen las restricciones impuestas actualmente o si aumentan, debido a la marcada alza en los principales indicadores que mantiene bajo vigilancia el Ministerio de Salud -ocupación de camas críticas, el tiempo de duplicación de casos y evolución de los casos activos-.

“Estamos en una situación crítica, con un aumento sostenido en el número de casos de coronavirus y un incremento constante de la ocupación de camas en terapia intensiva, que ya está cerca del 40 por ciento. Es preocupante y queremos enfatizar que hay medidas dispuestas, que están vigentes y que se tienen que cumplir”, advirtió la secretaria de Prevención y Promoción de la Salud provincial, Gabriela Barbás.

En tal sentido, la profesional adelantó: “Luego del 30 de abril se evaluará la situación epidemiológica local y se decidirán cuáles serán las medidas que tomaremos, siempre con eje en las prioridades que marcó el gobernador (Juan Schiaretti): cuidar la salud, la producción y el empleo y la presencialidad escolar”.

Como se hizo con las medidas que están vigentes, se consensuará cómo se sigue con los intendentes. Desde el próximo lunes, habrá reuniones con jefes de gobierno locales, de todos los partidos. La aspiración del gobernador es que salgan las medidas por consenso.

La determinación de acentuar las medidas llegaría en sintonía con una decisión del Gobierno nacional de ampliar las restricciones por fuera del Amba, para alcanzar a la mayoría de los centros urbanos del país.

Fuentes de la Nación anticiparon a La Voz que la suspensión de la presencialidad escolar en distintas ciudades y capitales del país es una hipótesis de trabajo, que aguarda la decisión de la Corte Suprema en el conflicto con Ciudad Autónoma de Buenos Aires (Caba) para extenderse a las zonas con indicadores de alto riesgo sanitario en todo el país.

Posibles limitaciones en Córdoba

Se están relevando con las investigaciones epidemiológicas cuáles son los principales sitios y situaciones de contagios y a partir de esos datos decidir cuáles serían las mejores acciones a tomar para desacelerar el crecimiento de los casos, sabiendo que estamos en momentos críticos”, detalló Barbás.

El foco de preocupación siguen siendo las reuniones sociales y familiares. Se sabe que son las que ocasionan el mayor número de contagios. Hoy no están limitadas más que por el número de asistentes: no más de 20 personas. Y se recomienda que se hagan al aire libre o en espacios bien ventilados, algo que con la llegada de las temperaturas más bajas se va a ver comprometido.

En las últimas semanas, se incrementaron las actas por infracciones a medidas sanitarias. Y la Provincia no descarta volver a apostar al control social: la promoción del 0800 para que los vecinos denuncien a quienes incumplen las medidas. Pero no es donde quieren poner énfasis: “El eje es la responsabilidad social individual, porque como Estado no podemos poner un agente en cada cuadra. Las recomendaciones que hacemos son para preservar la salud individual y la de todos”, remarcó Barbás.

Presencialidad en escuelas

La suspención total de la presencialidad no es una medida posible para el gobierno local. Como viene sucediendo hasta el momento, el estado sólo hará cierres localizados y focalizados de escuelas y suspenderá la presencialidad acotada en las burbujas, establecimientos o localidades que tengan indicadores epidemiológicos de riesgo, de acuerdo al criterio del Ministerio de Salud provincial.

La Provincia sostiene la presencialidad alternada (bimodalidad) aplicando el protocolo establecido con el criterio de aislar burbujas y, sólo si la situación epidemiológica determinada por el Ministerio de Salud provincial la suspensión de la presencialidad en escuelas en forma localizada”, confiaron desde el Ministerio de Educación provincial.

“Hoy la evidencia es concreta e indica que la escuela continúa siendo un espacio de cuidado”, recalcaron desde el Ministerio que comanda Walter Grahovac.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *