¿Cómo afecta el ibuprofeno a la salud del hígado?

El ibuprofeno es uno de los medicamentos más usados en todo el mundo a pesar de que este puede dañar gravemente nuestra salud

El ibuprofeno es uno de los medicamentos que tomamos con más asiduidad, a pesar de que este puede dañar gravemente nuestra salud si lo tomamos sin control. Uno de los órganos más afectados por el consumo excesivo de este tratamiento es el hígado. Y merece la pena saber por qué ocurre esto y con qué grado de gravedad.

El ibuprofeno es un medicamente antiinflamatorio no esteroideo (AINE) que, entre otras cosas, se usa para aliviar el dolor de cualquier zona del cuerpo y controlar la fiebre.

Es un potente tratamiento antiinflamatorio, por lo que a la mayoría de las personas del mundo les sirve como medicina para cualquier dolencia.

De hecho, el ibuprofeno es uno de los pocos medicamentos que vamos a poder comprar en cualquier farmacia sin ningún tipo de receta médica. Lo que hace que sea muy fácil su compra y muy sencilla su administración por cuenta propia.

Pero, a pesar de que esto pueda hacer que parezca que no tiene ningún tipo de efecto secundario en nuestra salud, nada más lejos de la realidad.

Si eres de lo que toma ibuprofeno para todo, te gustará saber cómo va a afectar este a tu salud renal. Ya que merece la pena controlar su consumo y gozar de una buena salud por más tiempo.

Así afecta el ibuprofeno a tu salud renal

Un estudio reciente de la Universidad de California (Estados Unidos), ha concluido que uno de los efectos adversos más comunes del ibuprofeno es que afecta en gran medida a la salud de nuestro hígado.

El ibuprofeno como cualquier otra droga, es uno de los tratamientos más peligrosos a la hora de auto administrarnos nuestra propia medicina diaria.

Según el grupo de investigadores, «el hígado juega un papel clave en el metabolismo energético y es esencial para la homeostasis de todo el cuerpo». «Es decir, la estabilización de las funciones corporales, a través de la regulación del metabolismo de glucosa, lípidos y aminoácidos”, prosiguen.

Hígado
Hígado

Es decir, el hígado es una de las partes más importantes de todo nuestro cuerpo. Ya que gracias a este órgano vamos a conseguir filtrar todo tipo de alimentos y bebidas que ingerimos a lo largo del día.

Si nuestra hígado se ve dañado debido al consumo excesivo de ibuprofeno, algunos de los síntomas que vamos a poder experimentar son dolor abdominal, orina turbia, sarpullidos y diarreas.

“Ninguna droga es perfecta, ya que todas las drogas tienen efectos secundarios. Sin embargo, muchos medicamentos de uso común, como el ibuprofeno, se usan en exceso y no deben usarse para ciertas afecciones, como el dolor leve», afirman los investigadores del estudio californiano.

Contraindicaciones del ibuprofeno y efectos secundarios

El ibuprofeno está contraindicado para personas que experimenten algunas de estas afecciones:

  • Si padece una enfermedad grave del hígado o de los riñones.
  • Si vomita sangre.
  • Si presenta diarreas con sangre o heces muy negras.
  • Si padece una insuficiencia cardiaca grave.
  • Si está embarazada.
  • Si ha tenido una úlcera.
  • Si tienes retención de líquidos.
  • Si tienes la presión arterial alta.
  • Si padeces de asma.
  • Si padeces de una enfermedad de los riñones o del hígado.
  • Si sufres dolores de cabeza después de un tratamiento prolongado.

Además, siempre es recomendable y necesario consultar con un especialista sobre la dosis de ibuprofeno que está indicada en relación a nuestra estatura y nuestro peso.

De esta manera, nos aseguraremos de que estamos tomando la cantidad diaria recomendada y nunca caeremos en su consumo excesivo.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.