De esta forma, ya son tres los efectivos en el marco de la investigación que investiga el asesinato del joven de 17 años. Hay otra agente imputada por «omisión de los deberes de funcionario público».

Continúa la investigación por el crimen de Valentino Blas Correas, de 17 años, que perdió la vida el pasado jueves 6 de agosto tras recibir un balazo en la espalda cuando circulaba en un auto con amigos por la ciudad de Córdoba.

En horas de la tarde de este miércoles, el fiscal José Mana, a cargo de la investigación, ordenó la imputación y detención de una policía por «encubrimiento agravado» y «omisión de los deberes de funcionarios públicos». Se trata de Wanda Esquivel, quien se suma a otros dos efectivos, Lucas Gómez y Javier Alarcón, imputados por «homicidio calificado en grado de tentativa».

A su vez, otra agente, Yamila Martínez, también quedó imputada por «omisión de los deberes de funcionarios públicos», pero permanece en libertad.

Vale destacar que el papá del adolescente asesinado a manos de la Policía de Córdoba, rompió el silencio y pidió justicia por su hijo: “Quiero respuestas, acciones reales y contundentes”. 

«No hay excusas, nadie puede frenar con un balazo, menos con una balacera«, dijo el hombre, quien a una semana del asesinato de su hijo, habló con Radio Pulxo y pidió que la Justicia actúe.

«Quiero que el nombre de mi hijo quede limpio, que no se manche ni con impunidad ni maniobras, porque las hubo. Fue una muerte absurda. Toda una familia está sufriendo por eso”, dijo el padre del joven.

FUENTE LA NUEVA MAÑANA WEB

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *