Alberto Fernández había anticipado que si «el relajamiento» de la gente seguía no descartaban más controles e imponer restricciones para evitar un colapso del sistema de salud.

En la Argentina crece la cantidad de contagios y fallecidos por coronavirus, y también crece la preocupación del Gobierno nacional, por lo que están estudiando con los gobernadores y especialistas distintas medidas para volver a achatar la curva. De hecho, el mismo presidente Alberto Fernández había anticipado que además poner más controles, se podría instaurar un “toque sanitario” algo que ya se implementó en algunas provincias argentinas en pleno pico.

El último día del 2020, el primer mandatario en diálogo con Radio 10 había dicho que con el Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, había decidido “dejar pasar” las fiestas y que: “si el relajamiento sigue, las fuerzas de seguridad saldrán a la calle para disipar a la gente”. En esa misma entrevista fue Fernández el que mencionó la posibilidad de un “toque sanitario” con el fin de encontrar una solución al rebrote de casos.

En sintonía con esto, el jefe de asesores del Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires, Enio José García, manifestó que: “el toque de queda sanitario puede ser una opción”.

¿Qué es el toque sanitario?

En la Argentina la disposición conocida como “toque de queda” no trae buenos recuerdos dado que es una restricción de circulación que impusieron los gobierno militares y lo más reciente, en este sentido, fue cuando estalló la crisis del 2001 que lo instauró el gobierno de Fernando de la Rúa, de hecho fue una de sus últimas medida antes de dejar el poder anticipadamente.

Es por eso que en este sentido se habla de “toque sanitario” algo que fue implementado en algunas ciudades de nuestro país cuando se estaba en un pico de casos, y consiste en reducir la circulación en horarios nocturnos con el fin de desalentar las reuniones sociales y fiestas clandestinas, y así ralentizar la transmisión viral.

Esta sería una medida intermedia sin tener que aplicar una cuarentena estricta como la que se vivió durante el mes de marzo, momento en el que se tuvo que reforzar todo el sistema sanitario para hacer frente a la pandemia.

El “toque de queda sanitario” se está aplicando en la mayoría de los países de Europa, que están atravesando la segunda ola con una mutación del virus original; de América y algunas ciudades de Estados Unidos. Incluso fue recomendada por la Organización Mundial de la Salud (OMS)

Aún no se sabe si el Gobierno va a implementarlo, por lo que es difícil establecer cuál sería el lapso de tiempo en el que correría la restricción, pero en la mayoría de los países europeos corre a partir de las 22 hatas las 5 en que la gente debe salir a trabajar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *